jueves, 12 de mayo de 2016

LAS RESPUESTAS ADECUADAS A LAS PREGUNTAS MÁS DIFÍCILES



Una respuesta adecuada a una "pregunta difícil" en el curso de una entrevista de trabajo puede suponer la diferencia entre conseguir o no conseguir el puesto  deseado. Generalmente los entrevistadores suelen formular determinadas preguntas clave,  cuyas respuestas son tomadas en especial consideración a la hora de  decir cuál es el candidato que debe ser contratado.
La primera pregunta suele estar relacionada con aspectos relativos a la trayectoria profesional e incluso vital del entrevistado. Cuando el entrevistador nos pide que le contemos un poco sobre nuestra trayectoria académica y o profesional, lo que  trata de averiguar tiene que ver con  los motivos por los que el entrevistado ha ido tomando las decisiones más importantes de su vida, tanto en lo profesional como incluso en lo personal; decisiones que a veces pueden resultar algo sorprendentes. Pensemos en los casos de personas que deciden dar un giro radical a su trayectoria académica o profesional, como puede ser cursar unos estudios que nada tienen que ver con lo que se venía haciendo o cambiar de trabajo y/o de empresa con frecuencia.   
 Naturalmente, la respuesta no consiste únicamente en referirnos con más detalle a los datos que ya figuran en nuestro CV sino, más bien, en dar una explicación coherente y lógica sobre esos aspectos de nuestro historial profesional que pueden resultar un tanto chocantes a quien nos entrevista; se trata de explicar los motivos o las razones que nos llevaron a tomar esas decisiones que recoge el currículo, con objeto de aclarar que, en todo caso, no se obró sin criterio alguno sino que , muy al contrario, se adoptaron decisiones perfectamente meditadas y con propósitos concretos.
Otra pegunta que se repite casi siempre en una entrevista de trabajo se refiere a los motivos por los cuales el entrevistado aspira a trabajar en esa empresa. Lo que en ningún caso debe  el candidato hacer es responder haciendo únicamente referencia a sus malas condiciones  en la empresa en la que trabaja actualmente (caso de estar trabajando); semejante respuesta no muestra el interés del entrevistado en la empresa que ofrece el puesto de trabajo al que aspira el entrevistado sino tan sólo su intención de cambiar de empresa. La respuesta adecuada debe señalar las cualidades positivas de la empresa y las oportunidades que , en una primera impresión, ofrece el puesto de trabajo que se  aspira a conseguir, Hablar del rápido crecimiento, de los logros, de la fortaleza financiera, de la buena reputación de la empresa  que nos entrevista o de las posibilidades de desarrollo de una carrera profesional, pone de manifiesto que existen otras razones por las que queremos trabajar en esa firma, más allá de las que se refieren a la simple mejora de nuestras condiciones de trabajo actuales.
Una pregunta especialmente complicada de responder es la que tiene que ver con las razones por las que la empresa debería contratar al entrevistado. Si se nos pregunta "¿Por qué deberíamos contratarte?" no debemos recurrir a las frases hechas del tipo "creo que soy la persona adecuada y que voy a hacerlo bien".  La respuesta debe ser mucho más contundente y más concreta, y debe llevar al entrevistador a la convicción de que efectivamente la empresa va a tomar una decisión óptima contratando al candidato. Subrayar aspectos muy concretos de nuestro perfil profesional, relacionados con las exigencias del puesto al que se aspira, logros alcanzados o experiencia adquirida en anteriores empleos proporcionarán al entrevistador motivos en los que justificar la decisión de contratarnos.
A la pregunta "¿Por qué quieres cambiar de trabajo?", no debemos responder nunca haciendo referencia a conflictos o problemas en nuestro actual puesto de trabajo, por cuanto que, en ese caso, estaremos dando la imagen de persona que puede dar lugar a esos problemas o conflictos en un futuro. Tampoco se debe centrar la cuestión en quejas relativas a cuestiones económicas o de condiciones de trabajo en la empresa actual. La respuesta debe ir en la línea de lo dicho con relación a la pregunta relativa a los motivos por los que el candidato aspira a cambiar de trabajo; cualidades positivas de la empresa y  oportunidades que , en una primera impresión, ofrece el puesto de trabajo al que se aspira.
"Dime lo mejor y lo peor de tí": una pregunta clave que requiere una respuesta cuidadosa. Aquí tampoco sirven las frases hechas ni los estereotipos. Al describir lo mejor de uno mismo, se debe proporcionar una idea clara de las cualidades positivas del candidato con relación al desempeño de los cometidos del puesto de trabajo objeto de la selección. Por lo que respecta a lo peor, señalar cualidades negativas (tendencia al despiste, dificultad para concentrarse, para tratar con la gente...)  contribuye  a devaluar la imagen del entrevistado, e incluso a poner de manifiesto una cierta falta de autoestima. Lo pertinente es señalar alguna carencia o punto débil pero que puede ser superado con la dedicación , el interés y la formación adecuadas. 


martes, 19 de abril de 2016

LA EXPLOSIÓN DE LAS "STARTUPS" Y LAS ADVERTENCIAS DE UNA POSIBLE BURBUJA.




     
     La crisis económica parece haber actuado como un verdadero revulsivo en la actitud emprendedora de los jóvenes que concluyen sus estudios en nuestro país. Los logros millonarios  de los fundadores de las "startups" más exitosas del planeta (hasta ahora casi todos norteamericanos)  junto a unas cifras de paro juvenil sonrojantes  han propulsado, como nunca, la actividad emprendedora en nuestro país, en el sector de la denominada "economía digital". El núcleo de estas PYMES digitales , en sus primeros pasos,  agrupa a emprendedores que, en muchos casos, no superan los 30 años, y suele  incluir perfiles técnicos procedentes  del área de la informática o las telecomunicaciones, junto a titulados en marketing y administración de empresas.
      El dinamismo de este sector en España  es verdaderamente sorprendente.Un estudio de Startupexplore, la mayor comunidad de inversores y empresas de base tecnología del país indicaba que, en 2015, la creación de Startups en España ha crecido un 26% respecto a ejercicio anterior. A modo de ejemplo,  y para calibrar la envergadura de este crecimiento, podemos comparar estas cifras con las de Italia; en nuestro país, el sector ha MULTIPLICADO POR CINCO la cifras registradas en Italia.  
Éxitos fulgurantes en sus inicios , como los de "Wallapop" o "La nevera Roja", han disparado el interés de los inversores por este tipo de proyectos empresariales. 

    A lo largo de 2015, en nuestro país se han consolidado 106 Startups, que han sido capaces de atraer, desde  su creación, 1,8 billones de euros  procedentes de fórmulas de "capital riesgo". Estas cifras de inversión se explican teniendo en cuenta las expectativas que los inversores perciben en no pocos de estos proyectos; un crecimiento a escala global  y la posibilidad de  llegar a convertirse en una verdadera referencia en el sector, elementos ambos que pueden disparar el valor de la empresa en un corto espacio de tiempo.  
 Si a esto añadimos la volatilidad del mercado bursátil y la escasa rentabilidad de los depósitos bancarios, las amenazas de nueva burbuja que predican los expertos, comienzan a estar justificadas. La reciente venta de "La Nevera Roja", por un precio notoriamente inferior al que se pagó en un primer momento por la firma, hace apenas  año y medio, ha encendido ciertas alarmas al respecto.

El proyecto "La Nevera Roja" (LNR) nació en 2010, con una inversión inicial de 20.000 €. Dos jóvenes empleados de la firma  Price Waterhouse en Madrid, detectaron la necesidad de  pedir comida variada sin salir del trabajo, dadas su  prolongadas y estresantes jornadas. Se cuenta que, a principios de 2012, ante las dificultades técnicas del proyecto (el programa no acababa de funcionar como querían....), los emprendedores de LNR,   utilizaron el software de su mayor competidor por esas fechas, "Sindelantal", líder indiscutible en el sector, en el mercado español. En octubre de 2013, "Sindelantal"  fue adquirida por el gigante británico del sector, "Just Eat" , por 4 millones de euros, que irrumpió así con fuerza en el mercado español. Desde ese momento, LNR  debió competir con el operador más poderoso del sector en el ámbito europeo. La entrada en el accionariado del grupo Mediaset y el salto a la publicidad televisiva, supusieron la consolidación definitiva del proyecto LNR. La mayor presencia en TV de la marca,  incrementó significativamente la cifra de negocio, aún cuando todavía quedaban muy lejos del liderazgo indiscutible de "Just Eat".
En el verano de 2014, los gestores de LNR comenzaron a recibir ofertas de venta de la compañía. Finalmente, fue la alemana Rocket Internet, una "incubadora de Startups" la que se hizo con la firma por 80 millones de euros en febrero de 2015, frente a los 20 que ofrecía "Just Eat" para absorber definitivamente a su competidora.
     Apenas un año más tarde, la noticia saltaba a los medios: LNR había sido finalmente vendida a "Just Eat" por apenas 30 millones de euros. Y es que, tras la salida de la firma de parte de sus antiguos promotores y la drástica reducción de las inversiones en su presencia en TV, poco después de su venta a Rocket Internet, la empresa registro una caída de las ventas en picado, lo que motivó la decisión de venderla por un precio muy  inferior al de compra. Es una lección que debe ser aprendida para moderar el ritmo de  los movimientos especulativos que viene registrando el sector y favorecer crecimientos graduales menos "espasmódicos" capaces de  configurar todo un nuevo tejido productivo de alto valor añadido, sobre bases más sólidas.

martes, 8 de marzo de 2016

EL EMPLEO EN EL SECTOR INFORMÁTICO "VUELA ALTO".


   


Lo venían  diciendo las gestoras de los principales portales de empleo durante el 2015. Lo indicaba la instalación del Campus Google en Madrid; 2500 metros cuadrados para generar talento en el Sur de Europa, con cabida para 1800 emprendedores, disponible 24 horas del día y 365 días al año desde el pasado mes de junio de 2015. Ni más ni menos que el cuarto campus virtual más grande del mundo, tras Londres, Tel Aviv y Seul. Y es que las cifras de crecimiento del empleo en el sector informático en nuestro país  comienzan a "volar alto".

  
 A mediados de 2015, el presidente del Consejo de Colegios de Ingenieros Informáticos de España aseguraba que, en los próximos cinco años, el sector de lo que denominaba la economía digital generaría medio millón de puestos de trabajo, señalando que el sistema educativo no iba a ser capaz de dar respuesta a este incremento espectacular de la demanda de perfiles profesionales relacionados con la informática y las nuevas tecnologías, sea en el nivel de las titulaciones universitarias, sea en el de los ciclos formativos superiores de FP.  
    Una visita por los portales de empleo más conocidos nos confirma lo que apenas hace un año eran meras  estimaciones: las ofertas de empleo relacionados con las TIC ocupan páginas y páginas. El portal Tecnoempleo, especializado en puestos de trabajo relacionados por las TIC, publica más de 6000 ofertas a día de hoy.
   Otro tanto sucede con las perspectivas de evolución de los  salarios que, tras muchos años de ajustes a la baja, inician una tendencia al alza, motivada por el incremento de la demanda de estos perfiles profesionales por encima de las disponibilidades del mercado de trabajo.
    Programación Software, Apps, videojuegos , seguridad informática y marketing digital  concentran buena parte de estos nuevos empleos. 
    La flexibilidad y la capacidad para asumir nuevas tareas, la actitud proactiva e innovadora, la facilidad para trabajar en equipo y el conocimiento de idiomas constituyen requisitos casi ineludibles para completar un perfil profesional  "con perspectivas de empleabilidad óptima" , esto es, con todas las posibilidades para conseguir un buen empleo en muy poco tiempo, e incluso de cambiar de empleo en busca de mejores condiciones, situación absolutamente insólita en cualquier otro sector.
     La mala noticia es que este "boom" del empleo en el sector informático se concentra en zonas muy concretas; la joya de la corona es Madrid. La apuesta de la inversión pública en  infraestructuras y equipamientos  de la que se viene beneficiando la villa y corte desde hace no pocos años , empieza a dar sus frutos.  

A cierta distancia le siguen Cataluña , País Vasco y la comunidad Valenciana. El resto de zonas apenas si registran diferencias significativas en las previsiones de demanda de estos perfiles. 
 No obstante, no hace falta repetir que, en el contexto de la economía globalizada y de una Europa sin fronteras, quien quiera encontrar un puesto de trabajo, debe estar dispuesto a desplazar su residencia a donde se ofertan puestos de trabajos.   

viernes, 22 de enero de 2016

Las empresas forman menos.



          Los efectos colaterales de la crisis no sólo se han dejado sentir en los reajustes de plantilla o de salarios. Rompiendo una tendencia que se mantenía desde los años noventa, actualmente las empresas invierten menos en formación específica de los recién incorporados; lo que era una norma hace años ahora es una excepción. Sin embargo lo  que, a primera vista, podría parecer un aspecto negativo o una desventaja, puede convertirse en una oportunidad.

      Es sabido que el sector de las nuevas tecnologías registra actualmente un crecimiento significativo con la consiguiente generación de empleo. Hablamos generalmente de consultoras que desarrollan proyectos para empresas de cierta envergadura y ofertan empleos vinculados a las necesidades propias de cada proyecto. Buena parte de estos empleos, se nutren de técnicos que poseen formación muy específica en aspectos concretos, directamente relacionados con las características del trabajo a realizar.

           La selección de personal se decide en estos casos en función de  la formación específica que acredita el candidato al puesto. En este nuevo entorno, cobra aún más sentido seguir formándose pero para dotarse de conocimientos muy concretos, coherentes con el perfil profesional con el se pretende acceder a un puesto de trabajo y siempre que se tenga plena certeza de que esos conocimientos a adquirir, son precisamente los que demandan las empresas en cada momento.

viernes, 18 de diciembre de 2015

En Français, s´il vous plaît.


Quien lo iba a decir. 
Hasta hace muy poco, nadie hubiese apostado mucho por el francés  como una segunda lengua adecuada para encontrar un empleo. Ante la preeminencia indiscutida del inglés, la opinión predominante sostenía que, puestos a aprender una segunda lengua para incrementar las posibilidades de empleo, había que atreverse con el alemán y, para los más osados, con el ruso o el chino. El incremento de la oferta de empleo en Alemania lanzó a muchos a la aventura de aprender alemán, con la vana esperanza de manejarse con cierta fluidez en unos meses; un asunto nada fácil en una lengua que, si bien no plantea las dificultades de pronunciación del inglés ( con sus peculiares diferencias entre el cómo se escribe y el cómo se pronuncia), se construye con una gramática endiablada. 
Sin embargo, desde hace pocos años, vienen soplando buenos vientos para la olvidada lengua de nuestros vecinos del norte, cuya notable presencia en las aulas de nuestras enseñanzas medias, hasta principios de los ochenta, se fue apagando hasta quedar reducida a la insignificancia a comienzos del siglo XXI. 
Actualmente, unos buenos conocimientos de francés junto a un perfil académico propio de las ciencias o las nuevas tecnologías, puede ayudar mucho a encontrar un buen empleo sin necesidad de salir de nuestro propio país. 



La explicación a tan singular fenómeno es relativamente simple; la reforma laboral y el reajuste de salarios a la baja que ha traído consigo, junto a las facilidades que proporcionan las nuevas tecnologías, han activado la deslocalización de no pocas consultoras francesas y asimismo ha dado lugar a un tejido de empresas españolas subcontratadas para la prestación de servicios a grandes multinacionales empresas. El coste/hora del trabajador muy cualificado en España es sensiblemente inferior a lo que se paga en Francia por trabajos similares en sectores relacionados con la ingeniería , la informática o servicios como la banca o los seguros. Se trata, en muchos casos, de proporcionar soporte técnico a equipos de trabajo que encuentran en Francia, y  que, naturalmente, se realiza en francés. Inicialmente, estas empresas se concentraban en Madrid; sin embargo, en los últimos dos años, Valencia y Barcelona comienzan a ser destinos muy apetecidos por estas consultoras.
Se trata de un ejemplo revelador de lo difícil  que resulta  tomar decisiones adecuadas, a la hora de invertir tiempo y dinero en adquirir formación complementaria con vistas a incrementar las posibilidades de empleo, en un entorno cuyas circunstancias están sometidas a un ritmo frenético de cambios.

martes, 17 de noviembre de 2015

Lo que cuenta es SABER HACER.


Resultado de imagen de curriculum vitaeCuantos más cursos, mejor.
La tendencia a acumular cursos de toda especie y condición, como llave para el acceso al mercado de trabajo, es una de esas "verdades a medias" que se han instalado como axioma indiscutible entre los muchos que buscan un puesto de trabajo en nuestro país.
A ello ha contribuido, sin duda, la avidez con la que no pocos organismos públicos y privados se aprestan a captar una porción de la tarta de las subvenciones destinadas a estos fines, buena parte de las cuales se conceden sin valorar  si las acciones formativas que van a financiar estos fondos responden a las necesidades reales del mercado de trabajo.

Todo currículo que se precie debe contener una nutrida relación de "cursos y cursillos", a veces de lo más diverso, dando muestras inequívocas de las inquietudes del candidato por formarse "para lo que haga falta". En ocasiones la imagen que se transmite  con tal diversidad de acciones formativas es la de un perfil profesional totalmente disperso en el que se entremezclan aspectos que no guardan la menor relación entre sí. 
Se trata de un error.
El punto de vista de las empresas es bien distinto. Lo que cuenta en la empresa es SABER HACER ALGO; salvo en lo que concierne a los idiomas o a determinada  formación muy específica (programas informáticos concretos, lenguajes de programación..) la lista de cursos realizados pasa a un segundo término a la hora de tomar la decisión de contratar a quien haya de ocupar un determinado puesto de trabajo a cubrir.

  De lo dicho debe deducirse que la prioridad de cualquiera que aspire a insertarse en el mercado de trabajo, habrá de ser siempre la de aprender a hacer algo relacionado con un perfil profesional concreto, que puede tener que ver o no con su background (origen, acervo, trayectoria) académico inicial. Con la prevención necesaria ante posibles abusos, unas prácticas con cometidos específicos acreditables, una estancia formativa en una empresa o un periodo como becario son siempre preferibles a cualesquiera acciones de formación dispersas, no relacionadas con un perfil muy concreto y de calidad constatada.. 



Resultado de imagen de savoir faireEn definitiva, quien concurre a una selección de personal, debe tener una buena respuesta para la que  puede ser una de las preguntas clave en una selección de personal; ¿Qué sabes hacer?.

martes, 20 de octubre de 2015

LLEGA EL CAMPUS GOOGLE


Es otra pequeña luz al final  del largo túnel de la crisis: el gigante tecnológico Google desembarca en Madrid en los próximos meses con uno de sus CAMPUS TECNOLÓGICOS. No es una noticia menor;  se trata del segundo espacio de estas características que se inaugura en Europa, tras la apertura en 2012 de una sede en Londres. Muy pocas ciudades cuentan con el privilegio de ubicar una instalación semejante en el mundo; hasta ahora, además de Londres, tan sólo Seul (Corea) y Tel Aviv, (Israel) ,aún cuando muchas son las que aspiran a ser designadas.

Las razones que llevan a Google a elegir un emplazamiento determinado no obedecen a la casualidad. A juicio del gigante tecnológico, Londres, Seul y Tel Aviv son ejemplos paradigmáticos de capitales con un entorno adecuado para desarrollar un tejido productivo de vanguardia en el sector de las nuevas tecnologías. Es una lista muy selecta a la que, a lo largo de este año, se añadirán a Madrid , Sao Paulo (Brasil) y Varsovia (Polonia).
Un campus Google es un espacio destinado a acoger iniciativas empresariales en el sector de las nuevas tecnologías (start-ups) en el que, además de poner  a su disposición los medios materiales adecuados para hacer posible su arranque, se les proporciona  apoyo , asesoramiento, formación, e incluso contactos con inversores potenciales. Se pretende además crear un caldo de cultivo idóneo para generar y compartir ideas y nuevos proyectos.



Estamos hablando ,en definitiva, de un embrión de Silicon Valley que pretende proporcionar un primer impulso a proyectos empresariales prometedores en el sector en el que mayor valor añadido adquieren las empresas que consiguen consolidarse. La instalación contará con dos áreas integradas en proyectos de la empresa a nivel global: se trata del Campus EDU y el Campus MOMS. El primero se centra en la formación de nuevos emprendedores en habilidades de negocio como el management, el marketing  o las finanzas, además de la específica para el desarrollo de sus respectivos proyectos. El segundo es una escuela de emprendimiento tecnológico para mujeres con hijos de corta edad. 
La elección de Madrid ha tenido en cuenta, entre otros aspectos, el importante número de emprendedores que trata de abrirse camino en el sector en nuestro país y la  excelente cualificación de que dan muestras los profesionales que se mueven en este ámbito. 
Por cierto, cuando se trata de captar talento Google piensa en todo; las instalaciones de Seul disponen de salas de lactancia para las emprendedoras que quieran compaginar el cuidado de sus bebés con la dedicación a sus start-ups.